PRÓXIMOS CURSOS

17 junio 2017

 

 

 

Vivimos en un mundo vertiginoso. Desde muy temprano, amanecemos pensando en las actividades del día a día: ¿Qué me pongo para esa reunión importante? ¿Cómo me visto para esta primera cita? ¿Estará bien lo que me pondré para esta boda de día? Cuantas veces nos hacemos estas preguntas y nos pasa que nos equivocamos en la elección de la vestimenta y eso a la vez nos hace sentir mal e inseguros.

 

Salir a la calle vestid@ para triunfar, sintiéndote capaz, segur@ y confiad@ de lo que quieres transmitir con tu IMAGEN no tiene precio; además sentirás que los demás te perciben de la misma manera.

 

Como nos vestimos puede tener un efecto directo en como sentimos, pensamos y actuamos; además, podemos tener pistas de cómo son las personas; en tan sólo segundos se hacen una idea bastante completa de nosotros y de ahí viene la famosa frase: ¡La primera impresión cuenta!

 

Por supuesto que no es sólo la vestimenta lo que conforma una buena imagen, pero es un factor importante cuando conoces a alguien, ya que es lo primero que ves. Todo esto va de la mano con tu imagen interna: tus valores, creencias, autoestima, ética, confianza y actitud con la que te presentas a los demás.

 

Constantemente me pasa como Asesora de Imagen, que me fijo mucho en los detalles de la ropa o arreglo de las personas. Aunque también pienso que la manera de vestir o arreglarse tiene que ver con el entorno, el clima o según las actividades que se estén realizando, ya que no es lo mismo ir de vacaciones a un lugar, que ir de viaje de trabajo o negocios.

 

En mi experiencia les puedo decir que me encanta ver las diferentes maneras de vestir según las costumbres en algunas ciudades o países, pero como siempre digo: se tu mism@, mantén tu esencia, pero también es importante adaptarse a cada lugar o circunstancia, es decir “A la tierra que fueres has lo que vieres.”

 

Por ejemplo: Tengo un cliente CFO de una empresa alemana y le toca viajar mucho por trabajo a Sur América, Estados Unidos y Europa; son países con costumbres muy diferentes, por lo que le recomendé que antes de hacer su maleta para cada viaje revise e investigue como visten en la ciudad a la que va a viajar, así como cuál será la agenda a seguir y las actividades que tendrá durante su estadía. De acuerdo a eso armar una maleta con pocas prendas, de preferencia colores neutros y que todas combinen entre sí, tomando en cuenta el estado climático y los días que estará de viaje. Hoy para él es fácil hacer una maleta para cada lugar que le toca viajar y entendió la importancia de adaptarse al estilo de la ciudad, se siente bien y proyecta la confianza y seguridad que requiere según su cargo.

 

Vístete teniendo en cuenta tu personalidad, estilo personal y con la intención de conseguir tus objetivos. No sólo tu ropa hablará bien de ti, sino que vas a proyectar lo bien que te sientes ante los demás ¿Crees que ocuparse de la apariencia es algo superficial?

 

Hazte la pregunta: ¿Si mi ropa pudiera hablar qué diría de mí? Si te sientes bien con la respuesta entonces vas en buen camino; si no, es el momento de tomar medidas y hacer cambios en tu IMAGEN.

 

 

Por: CLAUDIA MERINO

Consultora de Imagen y Directora de Imagen Personal y Corporativa